Salvo en contadas ocasiones, la Construcción hace mucho, mucho tiempo que ha perdido la capacidad de reinventarse, de transformarse y aportar valor. Se encuentra paralizada en una foto fija de mitad siglo veinte.

Fotografías-de-edificios-en-la-Weissenhof-Siedlung-frente-a-obras-de-Le-Corbusier-y-Mies-vander-Rohe
Fotografías de edificios de Le Corbusier y Mies Van Der Rohe en Weissenhof Siedlung, Alemania. 1927

Cuando era estudiante en la Escuela de Arquitectura siempre me impresionaba ver las fotografías en blanco y negro de los edificios de los grandes maestros del Movimiento Moderno.

El contraste entre el edificio fotografiado, los coches y la vestimenta de las personas que aparecían en estas fotografías era sorprendente, como si el edificio hubiera llegado del futuro en una suerte de máquina del tiempo para quedarse en una época que no era la suya.

Pero esta contraposición entre el edificio y su contexto no era fortuita, sino que era fruto de la profunda transformación  que la arquitectura estaba teniendo lugar en el período de entreguerras.  A la Construcción como industria también le afectó particularmente esta transformación y supo adaptarse a nuevas técnicas constructivas (hormigón armado), nuevos materiales (hormigón, vidrio, acero) y nuevos estilos arquitectónicos que demandaban nuevas formas de producción.

Hoy en día la Transformación Digital ha llegado para cambiar el mundo tal como lo conocemos. Esto supone un verdadero reto para todas las industrias, la Construcción incluida. Y me refiero a la Construcción en general, bien sea Industrial, Civil o Residencial.

Sin embargo en esta “carrera” la Construcción no parte desde los primeros puestos, más bien todo lo contrario. Como se puede observar en el gráfico elaborado por el Instituto Mackinsey, sólo la Agricultura y la Caza está menos digitalizada que la Construcción.

SVGZ_Insights_CDP_Imagining constructions digital future_ex3-01-01
McKinsey Global Institute Industry digitization index.

El resultado no debe sorprendernos, la Construcción como industria, lleva años haciendo exactamente lo mismo una y otra vez. Un ingeniero civil de los años setenta en un sólo día podría adaptarse y trabajar perfectamente en el proyecto de construcción más innovador de nuestros días. No podríamos decir lo mismo de un ingeniero informático.

La Construcción importa y mucho. Supone un 13 % del GDP mundial y se espera que para hacer frente al crecimiento mundial sea necesario una inversión de 3.3 trillones de dólares sólo en infraestructuras (aeropuertos, carreteras, energía, ferrocarriles, agua, etc).

SVGZ-Bridging-Infrastructure-gaps-01
McKinsey Global Institute analysis

No podemos mirar hacia otro lado, es necesario hacer frente a los retos actuales y entre todos los sectores implicados modernizar esta industria. El camino no va a ser fácil, la Construcción tiene una serie de problemas crónicos que lastran su desarrollo. Pero no hay opción, es necesario y urgente colocar de nuevo a esta industria en los primeros puestos del desarrollo y la innovación tecnológica.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s